Posteado por: lenguajesculturales | noviembre 19, 2011

Una excursión a la sierra con el ti Galán. San Martín de Terroso y Terroso. 1 de agosto de 1988.


Una excursión a la sierra con el ti Galán.

San Martín de Terroso y Terroso. 1 de agosto de 1988.

(Estas notas fueron escritas al día siguiente. Algunos datos pueden ser imprecisos)

El lunes 1 de agosto realicé una excursión por la sierra dirigido por José Fernández “Galán”. Salimos a la 8 de la mañana de su casa en el Cabuerco, en San Martín de Terroso.

Enseguida estábamos en el Carbonal, nombre que seguramente se puso porque de allí se hacía carbón vegetal de las urces para los herreros. Seguimos subiendo dejando a la derecha los Tres Pastores, Peña Caceta, o la peña con inscripciones “QUI SVAIA…”, nombre de alguien enterrado bajo estas piedras, como se demostró hace 30 años. Subimos al Llameiro Ranxo, dejando a la derecha el Castillón, y el valle del Reventón.

Bordeamos la línea de la Usanza, entre San Martín y Santa Colomba,  Usanza por la que parece que en el año 1908 hubo un amotinamiento en el pueblo de san Martín contra el pretendido poseedor de los foros, Escudero. Pretendido porque no presentaba documentos que lo acreditaran, y el pueblo no quiso pagar los foros de esas tierras y se amotinó contra los embargos que se iban haciendo contra los cabezaleros que no pagaban (En este comentario creo que el ti Galán mezcló el problema de los foros de Escudero con el pleito del pueblo de San Martín con Santa Colomba, que fue muchos años antes. La Usanza es, o era, una franja estrecha de terreno que subía de arriba abajo en la línea de marras entre San Martín y Santa Colomba, porque ambos pueblos no se ponían de acuerdo en donde acababa el límite de cada término. El mismo ti Galán me dio esta interpretación: Esta estrecha franja era el término de un pueblo medieval, Pobladura, cuyas ruinas están en lo alto de un cerro, hoy las ruinas de un castro, creo sin catalogar, y una peste le dejó sin población. La última vecina fue a morir a San Martín, y ellos quisieron apropiarse el término. Pero los de Santa Colomba también quisieron apropiárselo, así que surgió un pleito entre ambos, cuyos papeles estaban en las escuelas de San Martín, y se propuso para solucionar ese pleito que ambos pueblos alternaran en el aprovechamiento de sus pastos y su leña, como así ha sido a lo largo de los años).

De Llameiro Ranxo, entre fuentes que brotan, en medio de juncos y praderas pantanosas, donde revientan las aguas que encierra la montaña, pisando continuamente carqueixa y carpazo, alguna escoba blanca y cada vez más escoba serrana… llegamos a Llamapatos, una explanada que hacia la derecha inicia el Reventón, donde por los años 20 del siglo XX había una laguna, Laguna de los Patos, posible antiguo lugar de paso de ánades migratorias (¿). Contaba el ti Galán que allí se bañaban de chicos, cubriendo el agua por las rodillas, y que en el tiempo de una noche desapareció, porque según él, por un seísmo, un terremoto, se hundió la tierra, haciéndose varias rajas en el suelo, como así se podía comprobar, y el agua desapareció, quedando todo seco. Pienso que podría haber sido un pequeño terremoto, o el mismo hecho de la acción erosiva del agua sobre el suelo de roca en el que se asentaba la mencionada laguna, ya que la laguna estaba al comienzo del Reventón, y estaría filtrándose  continuamente por debajo hacia el Reventón. También pudo ser que este lugar es llamativo porque es la línea de separación entre un terreno donde domina el granito y otro donde domina la pizarra, dos firmes de distinta composición… No sé, los geólogos sabrán.

Dejamos por allí cerca Portoviello y llegamos a las peñas del Convento, rodeándolo por la derecha. Es un conjunto de piedras caballeras de granito entre las que se perdían las ovejas cuando sesteaban a la sombra de aquel montículo. Estábamos en término de la Usanza.  El granito tiene aquí una franja… precisamente la separación entre la zona de granito y la zona de roca pizarrosa estaba en el lugar donde se asentaba la Laguna de los Patos.

Detrás del Convento aparecían unos cerrados y una fuente pantanosa, con juncos que tenían algo así como algodón en su extremo. Cantaban las ranas… “Va a llover o a cambiar el tiempo”, dijo el ti Galán medio en broma, porque era un día sin nubes… En esta vaguada había varios cercados hechos por vecinos de San Martín y Terroso. En uno sembraron centeno, era del ti Pito, el Prao Posadoiro. De aquí subimos por la izquierda bordeando otro adil muy grande, lleno de escoba blanca, Cortina Malladaelsierro, donde un vecino de San Martín también sembraba centeno, todavía queda la pared del adil. También había allí una fuente pantanosa, perdida, y allí se encontraba la marra, que limitaba el término de San Martín con la Usanza.

Por la izquierda, como ya hemos dicho, llegamos a las Iruelas de Abajo… en el fondo izquierdo de este montículo estaba el Medideiro donde se veía bien el cortello del ganao del Barrio de debajo de San Martín. Desde esta altura de la sierra y mirando por encima del valle de Escaldón que estaba abajo, se veía Llomborapao, y se dibujaba nítidamente la pared del cortello del ganao de los de Terroso. Los cortellos no eran grandes. El cuadro del cortello tenía unos 10 o 12 metros de lado, con una pequeña construcción en una esquina, el chozo, unida a la pared y con la misma piedra, era el chozo de los pastores. En el lugar del chozo había un pequeño arbusto de fruto rojo, como pequeñas uvas, que el Galán le llamó cantreixo. Las garduñas comían ese fruto (¿)

De aquí subimos a Teso Recoberos. Hacía mucho viento, y de allí pasamos al Sextil, lugar más o menos llano, donde sesteaban las ovejas. De aquí pasamos a las Iruelas de Arriba, por la derecha, al fondo estaba el Cubelo de Santa Colomba, un valle profundo, antiguo glacial, como Escaldón al otro lado. A la izquierda los Orilleiros y Velicha el Conde, con una piedra en pico, muy llamativa (se ve también desde abajo, desde el Chano, al final de Escaldón, al pie de Agua Cernida) … ¿será un menhir prehistórico, o una obra de pastores? También le llaman el Pastor. También por allí había una fuente que manaba agua hacia arriba, en la hendidura de una piedra. También contó el ti Galán de otra fuente en esa zona que manaba agua entre la arena blanca del fondo. Se metí un palo hacía el fondo y salía disparado para arriba. Dicen que una mujer cayó de cabeza y nunca más salió. El ti Galán se pasó un invierno entero, de joven, para taparla, echando piedras “carros de piedras”… y nunca se llenaba. Hasta que por fin quedó tupida. En el lugar de la sierra donde acaba el Cubelo de Santa Colomba estaba la Peña de los Peligros. A la izquierda, bajo el Sextil y el Medideiro estaba Tomás, y más abajo, el valle de Escaldón, otro antiguo glacial delatado por su forma y los canchales de rocas que bordean sus laterales.

De las Iruelas de Arriba pasamos al Cabezo, por un camino de carros ya abandonado, pero bien trazado, al borde del barranco ( el ti Galán recordaba de joven los concejos que se hicieron para hacer este camino, dirigidos por un guarda o ingeniero forestal). Por la izquierda del Cabezo, o de los Cabezos, se subiría a las Matanzas, y de allí a la izquierda a los Cañeiros, para saltar al Cabril… pero el viento era muy fuerte. Hubiésemos subido 1800 metros, pero seguimos el camino al Cabrilicho, entre 1500 y 1600 metros de altitud. Bordeando los Cabezos, hasta donde antes “subían los robles”, hoy desaparecidos por los constantes incendios, porque como es “leña seca”, el fuego quema hasta la raíz, y no vuelven a nacer. En su lugar crecen escobas. Habían desaparecido los piornos, motivo del trazado del camino para hacer leña y llevar la vacada al Cabrilicho. Pasamos a Matalacoca, con plantas y flores en lugares tan altos, como los estallos. De Matalacoca a las Malladinas, dejando abajo el cortello del ganao de los del Barrio de Arriba de San Martín. Allí vimos arándanos, que algunos ya estaban maduros, aunque decía el Galán que le faltaban unos días, son mejores para 20 de agosto, cuando la fiesta de Porto. No había piornos, solo escoba serrana, carqueixa y carpazo. Llegamos por fin al Cabrilicho, al cortello para la vacada, bajo una gran roca. Este camino se hizo siendo niño el ti Galán para llegar al cortello del Cabrilicho. Allí estábamos, a la entrada de un pequeño valle, entre los altos de los Cañeiros, y el alto del Cabril.

Bajamos a Fermixuces entre rocas, fuentes y pastos. El arroyo que viene de el Cabril (1852 metros) bajaba formando cascadas y refrescando salgueras de gran tamaño. De Fermixuces, entre rocas y barrancos casi cortantes, bajo Peña Forca, mole de pizarras que están desprendiéndose continuamente, donde anidaban buitres y águilas reales, llegamos al fondo del valle de Escaldón, siguiendo en paralelo a la caída del Agua Cernida, cascada ahora con poco agua, sin ver nada más que el lomo de un gamo o un corzo. No vimos ni zorros, ni garduñas, ni ciervos, ni jabalíes… que parece que hay todavía. Y tampoco otros animalejos como serpientes o lagartos, que podrían estar tomando el sol entre las peñas o los chancales de piedra cortada. Un camino, o al menos algo parecido bajaba entre las peñas, una especie de sendero de vacas, en algún momento muy empinado, nos llevó al Chano, el circo del antiguo glacial, cerrado por el Castillón, peña saliente, que de haber cerrado más el Chano, con el agua del arroyo de Agua Cernida habría formado en el Chano una gran laguna, como otras tantas de Sanabria. El Castillón es una gran roca saliente que separa el Chano de la pradera de Escaldón. Pasando bajo el Castillón subimos a la Peña del Cura, bajo la que mana una fuente. Ya en la pradera de Escaldón llegamos, bordeando el arroyo, al Peñidón, una gran roca rajada en medio de la pradera (hoy está oculta entre los arbustos que cubren la antigua pradera de Escaldón). Dice el ti Galán que en unos temporales de lluvia, por el año 1904 o así, un pico se hundió, y esta piedra bajó rodando desde Tomás.

De Escaldón, ya por el camino de carros preparado y todavía transitado, incluso por Land Rovers o tractores, subimos suavemente a Portilla Escaldón, dejando la Peña del Oso a la izquierda, entre el bosque de robles medio quemado por estas fechas, y llegamos al recodo de la Gulpilleira. Seguimos más adelante por Bouza Viella y Corrales, pasamos por Llama Chica, llegamos al Teso Rafael, y de ahí a Bouza Romana, dejando arriba a la izquierda el Uceo de la Muela. Llegamos a las Canalichas, y desde allí se bajaría a la Bitola, para seguir camino de Terroso, pero tomamos el camino de San Martín. Seguimos de las Canalichas a Argeliz, de allí a Mallarrodeira, y de esta al Debuncal, desde donde se ve el monte de izquierda a derecha: Peñouzos, la Fergonzada, Barreiros y el Carbonal, bajo el cual se extienden los barrios de San Martín. En el Debuncal vi los restos de un molino (no el molino de la Viella, que queda más abajo, junto a San Felices, bajo las Peñas del Agra), restos que solo eran unas piedras amontonadas junto al arroyo. Desde el Debuncal los nombramientos eran: Llama Redonda, Llameirón con Peña Esterquera y Apartadeiro con Cortina Catela, llegando por fin al Cabuerco a las 6.30 de la tarde, dedonde habíamos salido a las 8 de la mañana.

Gracias ti Galán por esta excursión.

Anuncios

Responses

  1. Que pena que no vaya acompañado de alguna fotos, nos situaría mejor.El nombre de la tumba parecde romano.Nooo?. SALUDOS.

    • El día que llevé a cabo esta excursión con el Tí Galán se me estropeó la máquina de fotos, exactamente después de llegar a la Dormida de San Martín, la del Medideiro, creo. Las pocas fotos que pude sacar están repartidas por otras entradas. De todos modos, intentaré ilustrar la entrada con las pocas fotos que tengo… o este verano hago una excursión y voy sacando fotos de los lugares por donde pasamos, como he hecho en la subida a Escaldón y el Agua Cernida desde Terroso. La tumba, que ya no tiene restos humanos, tiene una inscripción con un nombre visigodo, aunque esté en latín, según decía Sevillano Carvajal, un investigador que publicó lo que fue recogiendo por estos pueblos de Sanabria. Me dijo el Tí Galán que él mismo le acompañó a los lugares que ofrecían interés arqueológico, allá por los años 50 del siglo XX, creo (al castro de Terroso, a San Feliz, a la peña Caceta…).
      Gracias por entrar en el blog.
      Juan Manuel.

      • Juan Manuel , mi nombre es José y soy sobrino del ti Galán ya
        fallecido el 31-12-2004 a los 94 años de edad. En primer lugar
        decirte que es un deber moral de todos los lugareños agradecer
        y felicitar a personas , como lo es tu caso, que han sabido
        rebuscar hechos y costumbres que han marcado la historia de
        los pueblos y también, como no, el saber explicarlos con una
        exposición veraz, nítida y agradable. Felicidades de nuevo y
        no solamente por este trabajo sino por otros muchos publicados
        en prensa etc.
        En relación a la referencia que haces a D.Virgilio Sevillano
        Carvajal, comentarte que no fue en el año 1950 sino en 1966.
        Yo conservo una carta manuscrita de dicho investigador dirigida
        al ti Galán en la que le indica que la inscripción que figura en
        una roca del monte ” El Carbonal ” dice ” Suaia” y al figurar
        una cruz, también grabada en el granito, existía la posibilidad
        de que en ese lugar pudiese estar enterrada alguna persona
        al morir de muerte violenta, un rayo etc. Hecho que se confirmó
        al día siguiente que algunos chavales escavaron y sacaron
        algunos huesos humanos.
        También indica D. Virgilio Sevillano en dicho escrito que la
        inscripción data del año 900 al 950. Es un referente de que
        en esos años existían habitantes en la comarca de San Martín
        y Terroso y como consecuencia de lo mismo, sin olvidar que
        con anterioridad ya los celtas tenían una ubicación importante
        en la zona conocida como el ” Castro ” .
        Saludos cordiales.

  2. HUBO UN MOMENTO EN QUE EFECTIVAMENTE, ESTABAN LAS FOTOS…PERO HAN DESAPARECIDO, JE,JE,JEEE… NO SERA COSA DE MEIGAS???


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: