Posteado por: lenguajesculturales | septiembre 10, 2010

Los animales domésticos de la casa sanabresa. Sanabria. Guía cultural.


Los animales domésticos de la casa sanabresa.

En 1934 el grupo de estudiantes madrileños participantes en la Misión Pedagógica de San Martín de Castañeda escribía en su memoria mecanografiada que este lugar tenía “ganado vacuno y caballar y en menos escala, lanar y cabrío. El porcino escaso y mal representado (probable de generación extremeña), constituye sin embargo la base de la alimentación de invierno.” (1)

Anteriormente el padre César Morán afirmaba en 1929 que en Ribadelago “el ganado es de cabras, ovejas, yeguas y vacadas, que se mantienen en la sierra durante el verano y en la cuadra durante el riguroso y largo invierno.” (2)

En el Diccionario de Madoz (ed. 1984), voz PUEBLA DE SANABRIA, puede leerse: “…cría ganados con especialidad vacuno, lanar y cabrío; caza mayor y menor, pesca de truchas, barbos y otros peces.” (3)

Los dos tomos que describen nuestro municipio en el Catastro de Ensenada (1752) dejaron constancia del número de animales, y el tipo de animales de cada casa terrosana: vacas, crías de vacas, terneros, terneras, becerros, becerras, novillos, bueyes, ovejas, cabras, cerdos, yeguas y pollinos, añadiendo en algunos casos colmenas (4).

Por último, los textos del primer maestro de Terroso, que fue también mesonero en la carretera Villacastín-Vigo con una VENTA en el Barrio de BARREIROS, tienen numerosas alusiones a vacas, jatas de A MEDIAS, novillas, el toro, la yegua, el burro, cerdos, lariegos, el berraco, GUDALLAS, cabras de A MEDIAS, gallinas, pollos y gallos. Todos estos animales están citados en alguna circunstancia durante las décadas de 1910 a 1930 (5).

Nos proponemos en este apartado describir la actividad de los sanabreses en el cuidado y aprovechamiento de estos animales enumerados, analizando el lenguaje ecolóico, social y tradicional que generaba dicha actividad (6).

Desde la mitad del siglo XIX, la casa sanabresa era de dos pisos, albergando en la planta baja a los animales domésticos. Arriba habitaba el grupo familiar  y abajo, en diversos compartimentos, el ganado vacuno, las cabras, las ovejas, los cerdos, y en algunos palos altos de la pared de la CORTE dormían las gallinas. Las CORTES no estaban pavimentadas, su piso consistía en un conjunto de monte bajo ( FALEITOS, ESCOBAS, carpazos, y CARQUEIXAS ) sobre el que se echaba paja de centeno, la cama de los animales.

El mobiliario de una cuadra era muy rudimentario. El que era CURIOSO hacía un pesebre con estacas de castaño y SEBES entrelazadas de salguera, y el que no, colocaba la hierba y los RAMAJOS al lado de los animales. Sólo el ganado vacuno y las caballerías se ataban en la cuadra, las ovejas y los cerdos permanecían sueltos. Los cerdos tenían un espacio cerrado aparte en el piso bajo, un tabique o una pared de mediana altura valí para separarlos de los restantes animales. En la COCHIQUERA de los cerdos había una o dos PILAS, piezas de granito o pequeños troncos ahuecados, donde les echaban el ESCALDAO. Las ovejas estaban separadas del ganado vacuno (7).

El conjunto de los animales que poseía una casa sanabresa se denominaba LA HACIENDA (8).

Alternaban el pastoreo de todos estos animales entre la VELERIA comunal y el cuidado de cada propietario, según las ‚pocas del año. Los cerdos sólo salían en VECEIRA durante los meses de otoño antes de la MATANZA, y esta actividad se abandonó al comenzar el siglo XX. Después de estas fechas los cerdos permanecían los dos años de su existencia en la CORTE.

De modo esquemático haremos un recorrido a las actividades anuales que realizaban los sanabreses con su HACIENDA.

Desde finales de Noviembre o principios de Diciembre cada vecino preparaba la MATANZA de los cerdos cebados en los anteriores meses. Si el tiempo lo permitía, el GANAO y la CABRIADA (ovejas y cabras) salían a los diversos descansaderos del municipio según el sistema de VELERIA que más adelante veremos. Cada uno sacaba las vacas a beber y a pastar donde pudiera, ya que en invierno “no tenían mucho donde rañar”, todo esto suponiendo que una nevada abundante y prolongada por las heladas posteriores no impidiera salir a los animales de la cuadra (9).

“A final de Noviembre ya había quien iniciaba la matanza, por el treinta de Noviembre que es San Andrés. En San Andrés cuelga el puerco por los pies. Dichoso mes de Noviembre que entras con Todos los Santos y sales con San Andrés.” (Terroso. Andrés)

En un día normal de invierno, cuando las labores agrícolas no eran prioritarias, el cuidado de la HACIENDA llevaba la mayor parte del tiempo de trabajo.

“Por la mañana se acomodaba el ganao, si se podía se sacaba a los animales, y si no se alimentaban de la hierba apañada en verano, o de paja.” (Terroso. Andrés) (10)

“Se acomodaba la hacienda, se echaba de mamar a los jatos. El ganao salía por la mañana, se iba con él por vela, cada cuatro ovejas era un día de vela de ganao. Por la tarde se echaba paja a los bichos. El ganao llegaba a la postura del sol.” (Terroso. Santiago)

Por la noche el sanabrés bajaba a la cuadra antes de acostarse para ACOMODAR de nuevo la HACIENDA. Echaba un poco de paja a las vacas, para que la comieran, de modo que se ahorrara hierba durante el invierno: Esa misma paja, traída del MEDERO de la ERA servía de cama al animal. Algunos inviernos debieron ser tan extremos que en pueblos de la sierra sanabresa las vacas comían la paja del COLMAO de las techumbres de las casas.

“Cuando te ibas para la cama le dabas la paja a las vacas. Antes de ir a la cama, en toda mi vida, se iba a ver a las vacas. Se le daba poquita paja, la sobrecena que le llamaban. Luego una paja la comían y otra se tumbaban encima. Y luego por la mañana, la que no comían se la extendías en la cuadra. A esas horas de la noche todo el mundo andaba sacando paja del palleiro para las vacas por la noche. Con los cerdos la sobrecena era unos meses antes de la matanza. Eran castañas, bellotas, un poco de grano cocido o as¡, mimos. Normalmente los cerdos comían dos veces al día. A las vacas les gustaba la paja, di  tú que ahora no se seca, pero como tenía pasto por medio, pues la comían muy bien. Si se te ponía una vaca mala no te decían que le pusieras hierba, te decían que le dieras paja, que era muy digestiva.” (Terroso. Laura)

Las ovejas y las cabras seguían la rutina de la VELERIA hasta que llegara el verano, tiempo en el que subían a la sierra.

Había tres lugares distintos en la sierra para los tres ganados del municipio de Terroso y San Martín de Terroso.

Cuando llegaba la primavera, la PAREJA de trabajo, las dos vacas que realizaban la tarea de arar, tirar del carro y DEGRADAR, ya estaban RALBANDO. A mitad de año cada vecino había adquirido los dos LARIEGOS que sustituirían a los que estaban cebando. Los JATOS subían al monte en primavera. El hecho de subir a la sierra tanto las VACAS BRAVIAS como el GANAO y la CABRIADA en las ‚pocas de buen tiempo, no sólo respondía al aprovechamiento de mejores pastos en esos pagos, sino también era un modo de estar m s libre para los trabajos de la hiera, la siega del PAN y las MAJAS. En cada casa sólo quedaba la PAREJA de trabajo. Los vecinos formaban la VACADA con todas las vacas dedicadas al trabajo. La VACADA utilizaba el COTO BOYAL desde el mes de Mayo al mes de Agosto, aunque no continuadamente sino en ocasiones determinadas. Si entraba alguna vaca m s de la PAREJA permitida, el propietario debía pagar por ella. El toro de la VACADA tenía reservado un espacio del COTO para su aprovechamiento exclusivo.

Una vez que se acaban las faenas de la siega del PAN, llegaban AS CEIBAS. Esto quería decir que dejaban abiertas las tierras recién segadas para que pudieran entrar todos los animales. Cuando llegaban AS CEIBAS, el GANAO, la CABRIADA y las VACAS BRAVIAS bajaban de la sierra y aprovechaban el rastrojo de la FACERA segada.

Llegaba el otoño y los prados echaban un segundo PELO que lo aprovechaba el ganado vacuno, aunque en los días fríos preferían el pasto del monte al OTOÑO de los prados.

En la PALLAREGA habían almacenado la hierba seca recogida en Junio y los carros de RAMAJOS cortados y PASMADOS en agosto. Todo este alimento se iba dando a los animales poco a poco para completar el escaso pasto que la HACIENDA encontraba durante el día en el campo.

En Octubre comenzaban a cebar a los cerdos con bellotas, patatas recién cosechadas, castañas y grano de centeno. Preparaban de nuevo la MATANZA.

Después de cerrar las tierras de la nueva HOJA DE SEMBRADURA, las vacas salían al monte con sus dueños y el GANAO buscaba donde pasar el día comiendo el poco pasto que el invierno dejaba crecer.

El aprovechamiento de los restantes animales no domésticos que habitaban en el municipio era mínimo. La caza de ciervo, jabalí, conejo, paloma torcaz o cualquier otro animal no era importante en la economía de una casa, al igual que la pesca de la trucha en el río. Si las tareas habituales no apremiaban, algunos vecinos que tenían escopeta salían a cazar.

Cuando había que comprar o vender un animal doméstico, se iba el lunes de cada semana a EL MERCADO DEL PUENTE, un pueblo situado junto al río Tera en el centro del valle de Sanabria. En él vendían los terneros, corderos, LARIEGOS o GUDALLAS, por los que sacaban unas pesetas para pagar las deudas de LA VENTA o de la contribución anual de LOS CONSUMOS. También en esta feria semanal se compraban los LARIEGOS para cebar en otoño, el toro del CONCEJO, si hacía falta renovarlo, etc. Otras ferias de antigua tradición en Sanabria y en sus zonas limítrofes eran la feria anual de Porto, la de la Tuiza en Lubián y Los Remedios en Otero de Sanabria, a las que algunos sanabreses acudían a comprar o vender ganado vacuno (12).

______________________________________________.

NOTAS

(1) Misión Pedagógico Social en San Martín de Castañeda (1935), página 27.

(2) César Morán (1986), página 63.

(3) Diccionario de Madoz (1845-1850, ed. 1984), página 119, voz PUEBLA DE SANABRIA.

(4) Catastro de Ensenada (1752).

(5) Libros de Cuentas de San Martín y de Terroso de D. Genaro de Barrio.

(6) Parece que en los últimos siglos hubo un lento proceso de cambio en el aprovechamiento general del medio por parte de los habitantes de estas zonas, de              una actividad ganadera primordial a una mayor incidencia de la actividad agrícola. Así nos lo sugiere el Acta de deslinde de las vías y servidumbres pecuarias en 1888 en el municipio de Terroso y San Martín, donde se denunciaban la gran cantidad de intrusismos de la de la actividad agrícola sobre terrenos de aprovechamiento ganadero. En Rio de Onor también Jorge Dias alude a este cambio. Jorge Dias (1953), páginas 181-182.

(7) La casa de Rio de Onor descrita por Jorge Dias (1953) tiene las mismas características respecto al lugar de los animales en la casa sanabresa.

(8) “Dinero que he sacado de LA HACIENDA que tengo desde Noviembre de 1917…” ( a continuación especifica un jato, dos cerdas, una burra, un macho, una novilla, etc.)

(Cuentas Terroso, 188) “Dinero que llevo empleado en LA HACIENDA que tengo en Enero de 1920…” ( a continuación especifica una vaca, dos cerdos, una yegua, etc.)              (Cuentas Terroso, 189)

También sobre el término HACIENDA, Krüger (1925), página 162.

(9) “Nos dicen de Valdespino (Puebla de Sanabria) que es muy abundante la cantidad de nieve que ha caído en estos últimos días. Los caminos están completamente intransitables y el ganado hace ya mucho tiempo que no puede salir al campo por no existir pastos.” EL HERALDO DE ZAMORA, 8 de Enero de 1904.

(10) Esto mismo lo vemos en La Laciana leonesa. José Luis Martín (1987), página 44.

(11) ” La Guardia Civil de Puebla de Sanabria comunica haber sido denunciado el vecino de Otero de Sanabria J.R.R. por hallarse cazando sin licencia.”

EL HERALDO DE ZAMORA, 17 de Enero de 1901.

(12) “Con extraordinaria animación se ha celebrado el mercado denominado El Puente correspondiente a la semana actual. Multitud de portugueses han acudido al mercado verificándose importantes transacciones de ganado vacuno. También se han efectuado compras de ganado de cerda para la recría…” EL HERALDO DE ZAMORA, 22 de Enero de 1901.

(Desde Puebla de Sanabria) “…En el Santuario del mismo nombre se ha verificado la romería de la imagen de los Remedios, siendo extraordinario el número de romeros… En dicha romería o mercado se hicieron bastantes transacciones… Para Portugal se vendieron gran número de cabezas de ganado moreno…” EL HERALDO DE ZAMORA, 11 de Octubre de 1906.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: